jueves, 21 de febrero de 2019

DIRTY ELECTRICITY / Fluorescentes compactas




La electricidad sucia está dentro de casa
 

La dirty electricty procede de muchas fuentes internas de la vivienda, no solo es causada por los contadores inteligentes (Smart Meters).


Hoy día surge una gran alarma social por la invasión de los llamados contadores inteligentes (Smart Meters), cuyas ondas PLC invaden la red eléctrica generando interferencias electromagnéticas que llamamos “electricidad sucia” (dirty electricity en inglés).

Sin embargo las interferencias electromagnéticas se generan también a causa de dispositivos muy comunes en las casas como interruptores de luz variables, televisores de plasma, routers, ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, acondicionadores con sistema inverter, convertidores fotovoltaicos, motores, transformadores, fluorescentes, bombillas compactas, diodos Led y otros muchos equipos habituales en viviendas y oficinas.









Análisis con osciloscopio de la emisión de “dirty electricity” de la bombilla incandescente de toda la vida comparada con las lámparas fluorescentes compactas, llamadas de ahorro energético.

En el caso de las lámparas compactas, como en los tubos fluorescentes, la electricidad sucia es generada por la fuente de alimentación, balasto o reactancia. Para alimentar los fluorescentes (tubo o bombilla) la corriente alterna de 50 hercios (AC) pasa por el balasto electrónico, donde un rectificador de diodo de onda completa la convierte en corriente continua (DC).
 
A continuación un circuito oscilador, compuesto fundamentalmente por un circuito transistorizado que funciona como amplificador de corriente, una bobina o transformador (reactancia inductiva) y un condensador (reactancia capacitiva), se encargan de originar una corriente pulsada de alta frecuencia, generalmente de 20 kilohercios o mayor (>20.000 Hz).

Además de contaminación electromagnética, las fuentes de iluminación artificial y especialmente los diodos LED generan también problemas ópticos, como el daño a la retina, debido a la mala calidad de la luz, como ya hemos descrito en varios artículos.

La investigación del doctor Samuel Milham, médico epidemiólogo, concluye que la mayoría de las enfermedades de la civilización, incluyendo cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y suicidio, son causadas por exposición a los campos electromagnéticos, y considera las interferencias electromagnéticas (dirty electricity) como probable carcinógeno humano.

La investigación del doctor Martin Graham junto con Dave Stetzer desarrolló el microsurge meter (detector de micropicos), y estableció que a partir de 50 GS de dirty electricity el riesgo es alto, y es urgente tomar medidas de protección instalando filtros de red que eliminan las interferencias.

La inspección de la red eléctrica doméstica mediante el osciloscopio, o más sencillamente con el detector de micropicos de Stetzer Electric (Stetzerizer microsurge meter), nos permite identificar las fuentes de electricidad sucia de la casa, valorar su incidencia y decidir que tipo de filtros debemos colocar para dormir tranquilos y eliminar el electroestrés.

© Carlos Martínez Requejo. Domobiotik. Feb.19.

LINKS

--

jueves, 13 de diciembre de 2018

Derechos Vitales


LOS DERECHOS VITALES
Recuperando el Poder de la Gente

La propuesta de los “Derechos Vitales” surge como una respuesta visceral al llamamiento de los indignados del 15-M, que responde la alerta de los maestros Ernesto Sábato, con su llamada a la Resistencia, y Stéphane Hessel que nos grita ¡Indignáos! Tristemente Sábato que se nos murió sin darnos la clave, y Hessel no nos define la causa de la injusticia.

Es evidente que la clave es eliminar el Patriarcado, origen de todos los males, que rige en el planeta desde el ocaso de la Diosa, hace casi 3.000 años. Capitalismo, imperialismo, totalitarismo, fascismo, nazismo, racismo, clasismo, machismo… son todos hijos de un concepto del mundo que empieza por sojuzgar al débil, dando el poder a las élites, y termina por destruir la Naturaleza, olvidando que la Tierra es nuestra Madre.
Si queremos evitar un final apocalíptico para el planeta, es hora ya de proponer una “visión ecológica” del mundo, que debe ser necesariamente una “visión femenina” del mundo. Un modelo de sociedad en armonía con la Naturaleza, donde la cooperación sea antes que la competencia, donde la creatividad elimine la rutina mental, donde la sintropía creadora de vida venza a la entropía… donde el amor supere al temor.

En la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Hessel y sus amigos ignoran a la Naturaleza, y se olvidaron de incluir el derecho fundamental a los Cuatro Elementos platónicos. Con lenguaje de hoy hablaríamos de “tierra sana”, “agua potable”, “aire puro”, “energía libre”, y aún nos olvidamos del Quinto Elemento.
Llamado Éter, y simbolizado con el dodecaedro, es el Akasha, el espíritu. El Alma del Mundo, que surge del Caos, es la fuerza vital, o Quintaesencia. Espacio, cosmos, universo, multiverso, infinito. Hoy la nombraríamos como materia oscura, energía oscura, el Vacío…

Declaramos los Derechos Vitales, los Cinco Elementos Tierra, Agua, Aire, Fuego y Éter, como derechos básicos, preexistencia y fundamento de cualquiera de los derechos humanos, porque sin los Cinco Elementos no se puede hablar siquiera de Humanidad.
Proponemos recuperar los Derechos Vitales a los que hemos renunciado siglo tras siglo, decimos que “los mercados” nos los han robado, y ni siquiera reclamamos en las plazas del 15-M, porque no somos conscientes de que nos faltan.
Exigimos “tierra sana”, “agua potable”, “aire puro”, “energía libre” y “pensamiento creativo”, libertad en todas sus dimensiones, para ser la Humanidad que podemos ser, en armonía con la Madre Tierra, fluyendo con Gaia.

Quizás hay que volver a releer a Engels, para recordar el origen la familia (fratria, gens), la propiedad privada y el Estado. Propongo recuperar el “poder de la gente”, el poder económico, el poder militar, el poder político, el poder espiritual… que hemos delegado en manos de profesionales que solo se representan a si mismos.

El momento de recuperar el poder, es ahora !!!

© Carlos Martínez Requejo / 2011
Indignado desde Mayo del 68


--